Asociación Civil y Comunitaria
Hogar Pantalón Cortito  -  Calle 139 N° 425 e/ 40 y 41.  La Plata, Argentina  -   Teléfono, 221 - 4705989

La historia comienza,


Pantalón Cortito surge a la vida comunitaria a fines de los 80, comienzos de la década del 90. Por aquel entonces, apenas un par de militantes pertenecientes a la generación del 70 y marcados por los horrores de la dictadura, dieron los primeros pasos desde la Unidad Basica Mito Otaño y la Mutual Talleres.  El objetivo inicial tenía que ver con el fortalecimiento de la organización barrial para mejorar la condición de vida de las familias mas humildes, en especial de los niños. Sin embargo, las políticas neoliberales implementadas en aquella década, con sus secuelas de hambre, exclusión y desamparo, nos obligaron a comprometer todos nuestros esfuerzos en garantizar la vida y la salud de nuestras familias en los aspectos más básicos. Comedores populares, copas de leche, huertas comunitarias y cría de animales para autoconsumo, creación de albergues para madres, hogares alternativos para niños y adolescentes. Aún así, en la solidaridad y la vida en común, para enfrentar la emergencia y el desastre, logramos sostener a cientos de familias, niños y jóvenes, que dieron vida y empuje a nuestra organización. Allá por el año 1995, llega a nuestro Centro Comunitario el cantautor uruguayo José Carbajal. El Sabalero. Y sin dudarlo apadrina el Jardín Maternal Pantalón Cortito.  Le recordaba, dijo, las estrofas tan queridas de su Chiquillada y su infancia. Ya era imparable el derrumbe en nuestro país y en los barrios.


Por entonces, decenas de niños y adolescentes se quedaban a vivir en nuestros Hogares. Madres que morían víctimas de sida, otras internadas en hospitales psiquiátricos. O también aquellas empujadas a la pobreza extrema , a las que les arrebataban sus hijos con las facultades que tenían por aquellos años los jueces de menores. Muchas mujeres, literalmente en la calle, vivían en Pantalón Cortito con sus hijos. Por la generosidad de algunas personas y nuestro propio esfuerzo, logramos instalar casillas de madera en donde apretujábamos el dolor pero también la esperanza. Estando juntos, todo fue posible.

Y así aprendimos. Aprendimos de todos. Aprendimos a detectar la desnutrición, a tratarla con amor y comida. Pasamos noches enteras en los hospitales, al lado de la cuna de los nenes derribados por el hambre y el abandono. Y poco a poco, jugando, dibujando, despiojando, vistiendo, cantando, alimentando, pero sobre todo amando y respetando, nos fuimos transformando en educadoras y educadores comunitarios. Muchos de nuestros adolescentes que crecieron aquí, hoy son dirigentes de nuestra Organización. El trabajo de nuestras familias y jóvenes hizo la maravilla: reemplazar las casillas de madera por amplias y luminosas aulas, jardines, patios, talleres, comedor y cocina. La imprescindible ayuda y generosidad del Patronato Inca (Sindicatos Italianos) en el año 2002 y de SOTERMUN (Sindicatos de España),en el año 2004 , aportaron los materiales necesarios para la construcción. La solidaridad de los trabajadores españoles con la “Argentina Decente que sufre y lucha” fue la consigna, y “Globalizar la Solidaridad” dijeron los trabajadores italianos.


y en la actualidad...


Con la llegada de un nuevo gobierno y la implementación de un proyecto político nacional y popular que puso el acento en la redistribución de la riqueza, pudimos retomar los objetivos iniciales y dar impulso a iniciativas de fortalecimiento comunitario. Nuestros proyectos tuvieron que ver con la capacitación, la educación, la generación de empleo, la construcción de espacios culturales y de comunicación, la promoción del hábitat social. En este desafío por sostener un proyecto de país que nos devolvió la esperanza, hemos ido acompañando las iniciativas del gobierno para que las familias del barrio las hagan propias: asignaciones, pensiones, programas educativos (FINES), procrear, impulso a los agricultores familiares, acompañamiento de las familias inmigrantes, derechos de los niños, derechos humanos, derecho a la comunicación, aportando desde las distintas áreas de construcción social de Pantalón Cortito y de la Mutual Talleres, Casa de los Niños, jardín Maternal, Programa de educación Nutricional y Abordaje Comunitario, , Biblioteca popular, Escuela Simón Rodríguez y sus talleres de arte y de capacitación, escuelas para adultos, escuelas FINES, Radio Comunitaria, emprendimientos productivos, prestamos solidarios , entre otras iniciativas.



Con ternura venceremos


Más de 20 años trabajando por la niñez,

con la comunidad y por los mas desprotegidos